Categories
Taste

El Madrid más dulce: recorrido para golosos

Una antigua leyenda mexicana cuenta que Quetzalcóatl, el Dios de la Sabiduría, robó del jardín de sus hermanos un arbusto del que brotaban las semillas del cacao. Otorgó esta planta como regalo a los hombres y les enseñó a recoger sus frutos y molerlos para producir chocolate. No ponemos en duda esta historia porque el origen del chocolate no puede ser otro que divino.

Sabemos que muchos suspiráis por los sabores dulces, ya sea en forma de bombón, golosina o pastel. En este caso no será necesario viajar a la América precolombina ni a la fábrica de Willy Wonka para degustar auténticos manjares; y es que en Madrid podemos encontrar de todo… ¡hasta el primer museo dedicado a los dulces!

Si te interesa lo que lees, eres un goloso irremediable o quieres hacer feliz a algún fanático de la repostería, a continuación te dejamos varios planes que no querrás rechazar:

Madrid 1883

¿Hay algo más español que el chocolate con churros? Seguramente pocas cosas. En una fría tarde de invierno en familia o en la mañana de Año Nuevo de vuelta a casa, un chocolate bien caliente con su dosis extra de churros es capaz de revivir a los muertos. En el caso de la churrería Madrid 1883, con casi ciento cuarenta años de historia, es el único negocio de este tipo que resiste en el barrio de Malasaña (donde solo hace 25 años había otra decena). Su carácter tradicional y artesano dota a los churros y porras calentitos de un sabor único.

Dónde: Calle Espíritu Santo 8.

Chocolate con churros (fuente: Tripadvisor)

Sweet Space Museum

Aunque la inauguración esta prevista para el 10 de octubre, ya es posible reservar las entradas para este recorrido interactivo por nueve salas diferentes. El colorido mundo de las golosinas se fusiona con la moda o la artesanía de la mano de profesionales de la talla de Ágatha Ruiz de la Prada o Christian Escribá, creando una amalgama sensorial en la que el gusto es el protagonista, pero también intervienen la vista o el tacto. En palabras de la revista Traveler: “Bosques de caramelos, cascada de chupa chups, laboratorio de helados… Tus sueños psicodélicos más dulces se harán realidad”.

Dónde: primera planta de ABC Serrano, Calle de Serrano 61.

Bosque de fantasía (fuente: Business Insider)

Ascaso

Para algunos la mejor pastelería de la ciudad, son muy populares su tarta de limón y sobre todo el pastel ruso, la especialidad más demandada y cuya receta es top secret. También su historia se remonta a finales del siglo XIX, pero en este caso en la ciudad de Huesca. Cuatro generaciones más tarde, han sabido convertir su local en todo un templo donde, además de lo ya mencionado, recomendamos encarecidamente el panettone y la Corona Catalina.

Dónde: Calle de Zurbano 25.

Selección de productos (fuente: Madrid a la carta)

Formentor

Las ensaimadas más famosas de todo Madrid se sirven en dos locales distintos de la capital: en el barrio de Salamanca y Chamberí. Las prácticas tradicionales de los forns mallorquines abastecen a una clientela cada vez más abundante, y es que su éxito reside en usar ingredientes de la mayor calidad trabajados muy lentamente. José Ruiz, el “ensaimadero” responsable de poner el obrador en marcha, afirma que el cariño y la paciencia son indispensables en ese proceso. Y nosotros damos fe de ello.  

Dónde: Calle de Santa Engracia 62 y Calle de Hermosilla 81.

Ensaimada mallorquina (fuente: la Gran Vida)

Chök

Este proyecto aterrizó hace apenas unos meses en Chueca precedido por una enorme fama en Barcelona. Desde luego, su nombre ya nos da pistas de que la mayoría de productos están elaborados a partir del cacao. Posiblemente el más famoso de todos sea el kronut —mezcla de donut y croissant con deliciosos toppings— en todas sus versiones: Oreo, limón, pistacho o Kinder. También cuentan con opciones veganas y sin gluten para satisfacer a todos los públicos.

Dónde: Calle de Augusto Figueroa 16.